miércoles, 9 de abril de 2014

Vigilia de adoración

El viernes 4 de abril realizamos una vigilia de adoración nocturna y aquí tenemos un pequeño testimonio de uno de nuestros seminaristas.

Como dice el salmo 134 “Bendecid al Señor servidores del Señor, los que pasáis las horas de la noche en la casa de Dios”. Eso es lo que hicimos en nuestra comunidad del Seminario el viernes pasado, cuando paramos todas las actividades y nos pusimos como Marta a los pies del Señor para meditar sobre el camino recorrido en esta cuaresma. Desde el domingo de las tentaciones, pasando por el monte Tabor,  la mujer samaritana y la resurrección de Lázaro que nos anuncia la resurrección de nuestro Señor Jesús. ¡No nos dejemos robar la esperanza!