lunes, 17 de diciembre de 2012

Se armó el Belen...

No se armó el Belén... lo armamos nosotros (con mula y buey claro, que el Papa no ha dicho lo contrario) así que ya estamos más preparados para recibir el gozo de la Navidad. Dios nace para estar con nosotros.