lunes, 18 de diciembre de 2017

Ministerio del acolitado de Jeremías García

En la magnífica Real Basílica-Colegiata de San Isidoro, tras el rezo solemne de las primeras vísperas del domingo III de adviento, "Domingo Gaudete" o de la alegría, nuestro obispo diocesano D. Julián instituyó como acólitos, servidores del altar, a tres seminaristas del seminario Redemptoris Mater "Virgen del Camino", que están en misión, y a nuestro compañero Jeremías García de la Iglesia.
 
Las funciones del acólito instituido, que es un ministerio laical, son:
 
  • Cuidar del servicio del altar.
  • Ayudar al diácono y al sacerdote en las acciones litúrgicas, especialmente en la celebración de la Misa.
  • Distribuir la sagrada comunión como ministro extraordinario de la comunión, según las condiciones establecidas para ello.
  • En idénticas condiciones podrá exponer públicamente el Santísimo Sacramento de la Eucaristía a la adoración de los fieles y podrá luego reservarlo, pero no puede dar la bendición.
  • Puede además instruir a los fieles que ayudan en las acciones litúrgicas como son las de llevar el Misal, la cruz, los cirios u otras funciones similares.
 
Damos gracias a Dios por este nuevo e ilusionante paso que dan como candidatos al sacerdocio ministerial.