martes, 31 de mayo de 2011

Mes de Mayo: MIRANDO A MARÍA

Hoy termina el mes de mayo con la fiesta de la Visitación de la Virgen María a su prima Santa Isabel. Este mes siempre tiene en nuestra comunidad un acento especial, por ser el mes de la Virgen.
Después de la cena, cada día, vamos a la capilla a tener un breve rato de oración junto a la querida imagen de la Virgen Inmaculada. Una imagen que, además de hermosa, tiene un especial significado para los sacerdotes y  seminaristas de nuestra diócesis de León. Ella ha acompañado, con su presencia de Madre, a muchísimas generaciones de jóvenes que se han sentido acompañados en su camino vocacional por la que supo entregarse por completo a Dios con un "sí", un "fiat", que cambió para siempre la historia.
Este año hemos tenido como guía de nuestra oración mariana el texto del beato Juan Pablo II "Rosarium Virginis Mariae" (El Rosario de la Virgen María). Cada noche hemos leido en comunidad un número de esta carta apostólica que escribió en el año 2002. Así hemos podido mirar a María con la mirada de un gran enamorado de la Virgen como fue JP II.
En este texto el beato nos propone el rosario como un tesoro que debe ser recuperado en nuestro tiempo, pues gracias a la meditación de sus misterios aprendemos a contemplar a Cristo y a seguirlo de la mano de María.