viernes, 5 de febrero de 2016

Santo Tomás de Aquino 2016

Se amplía la familia

El lunes pasado se desarrollaron las actividades de celebración en memoria de santo Tomás de Aquino. Este año hubo dos novedades que como comunidad y como miembros de la Iglesia universal queremos destacar y compartir. Ambas se refieren a la Diócesis hermana de Astorga. Por un lado, como os comentábamos en Apertura del curso 2015-2016, sus seminaristas se forman como alumnos en el CSET de León, y por tanto como compañeros de clases, fatigas y risas. Por otro, ante la ausencia de D. Julián, por encontrarse en el Congreso Internacional Eucarístico en Filipinas, la Santa Misa fue presidida por Mons. Juan Antonio Menéndez, el nuevo obispo de la diócesis astorgana.

En esta ocasión, los actos estuvieron organizados por la Escuela de Trabajo Social, a la cual, desde estas humildes líneas, queremos agradecerle su labor en la organización de este evento, pero, sobre todo, en la formación de tantas personas que se dedican a servir a la sociedad. Desde luego, qué duda cabe, decidirse a ser trabajador social es decidirse a ejercer una profesión muy bella, gratificante y de un valor incalculable para la sociedad.
Finalmente, los actos concluyeron con una ponencia a cargo de D. Jesús García Recio, Director del Instituto Bíblico oriental, titulada "Del Oriente bíblico al Cristianismo". En ella nos ofreció unos pequeños y deliciosos bocados de los manjares que este tema nos asegura y que, presentados por D. Jesús, se hacen fácilmente digeribles y nutren profundamente tanto la mente como el espíritu y que no deja ni indiferente ni insatisfecho a nadie. Concluyó con una invitación de la que nos hacemos eco por considerarla, desde nuestra humildad, sabia y "profética": "Los textos religiosos de Mesopotamia concuerdan y  están en sintonía con nuestra tradición cristiana. Hay mucha labor que hacer hasta que nos sea posible acoger las venerables tradiciones religiosas de Egipto y Mesopotamia como preparatio, y más que preparatio, de la tradición bíblica y considerarlas pertenecientes a nuestra propia tradición cristiana".